viernes, 22 de junio de 2018

REEDICIÓN - TOCA CARNE

CARNE -  UNA POSIBLE VERSIÓN  EXTRATERRESTRE DEL HUMANO
Este es un fragmento de la obra del escritor TERRY BISON. http://es.wikipedia.org/wiki/Terry_Bisson

 Lo cierto es que es un tema acerca del cual me costaría bastante escribir algo digno y que no haya sido sugerido con anterioridad por la abundante bibliografía al respecto, empezando por Asimov, por mencionar al primero que me viene a la memoria.  Es por esta razón que traigo a la palestra juevera  un extracto de la obra de Terry Bison,  autor y gran especialista en la materia, titulada CARNE.



Va de extraterrestres, de ciencia-ficción. No suele ser un tema que me apasione aunque sí me interese, además en este caso el texto y la forma de expresión me han cautivado.





—Están hechos de carne.


—¿Carne?

—Carne. Están hechos de carne.

—¿Carne?

—No hay dudas al respecto. Recogimos a varios de ellos en diferentes partes del planeta, los llevamos a bordo de nuestras naves y los investigamos de lado a lado. Son completamente carne.

—Eso es imposible. ¿Qué hay de las señales de radio y de los mensajes a las estrellas?

—Usan ondas de radio para hablar, pero las señales no salen de ellos. Las señales salen de máquinas.

—¿Pero quién hizo las máquinas? Queremos contactarnos con ellos.

—Ellos hicieron las máquinas. Eso es lo que trato de decirle. La carne hizo las máquinas.

—Eso es ridículo. ¿Cómo puede la carne hacer una máquina? Me pide que crea en carne consciente.

—No se lo pido, se lo digo. Estas criaturas son la única raza consciente en el sector y están hechas de carne.

—Tal vez son como los Orfolei. Ya sabe, una inteligencia basada en el carbono que pasa por una etapa de carne.

—No. Ellos nacen como carne y mueren como carne. Los estudiamos en varias de las etapas de su vida, lo cual no llevó mucho tiempo. ¿Tiene alguna idea de cuál es el período de tiempo que puede vivir la carne?

—No quiero saberlo. Está bien, tal vez sólo son en parte carne. Ya sabe, como los Weddilei. Una cabeza de carne con un cerebro de plasma electrónico en su interior.

—No. Pensamos en eso, porque ciertamente tienen cabezas de carne, como los Weddilei. Pero ya le dije, los investigamos. Son de carne por todos lados.

—¿No tienen cerebro?

—Sí, claro que tienen cerebro. ¡Sólo que el cerebro está hecho de carne! Eso es lo que estoy tratando de decirle.

—Pero, ¿con qué piensan?

—No me está entendiendo, ¿verdad? Se niega a creer lo que le digo. El cerebro es el que piensa. La carne.

—¡Carne que piensa! ¿Me pide que crea en carne que piensa?

—¡Sí, carne que piensa! ¡Carne consciente! Carne que ama. Carne que sueña. La carne es todo lo que hay. ¿Entiende la situación o tengo que empezar todo de nuevo?

—OMFGWTF. Entonces es en serio. Están hechos de carne.

—Gracias. Al fin. Sí, están totalmente hechos de carne. Y han estado intentando contactarnos por casi cien años de los suyos.

—OMFG. ¿Qué es lo que quiere la carne?

—Primero, quiere hablar con nosotros. Después supongo que querrá explorar el universo, contactar a otros seres conscientes, intercambiar ideas e información. Lo normal.

—Y se supone que tenemos que hablar con carne.

—Esa es la idea. Este es el mensaje que han estado enviando por radio: “Hola. ¿Hay alguien allí? ¿Hay alguien en casa?” Esa clase de cosas.

—Entonces es cierto que hablan. ¿Usan palabras, ideas, conceptos?

—Sí. Excepto que lo hacen con carne.

—Pensé que me había dicho que usaban la radio.

—Lo hacen, pero ¿qué cree que hay en la radio? Sonidos de carne. Como cuando uno golpea o sacude un trozo de carne, éste emite sonido. Ellos hablan sacudiendo su carne a los otros. ¡Incluso pueden cantar cuando lanzan chorros de aire a través de su carne!

—OMFG. Carne que canta. Es demasiado. Entonces ¿qué me aconseja?

—¿Oficial o extraoficialmente?

—Ambas.

—Oficialmente, se requiere que hagamos contacto, le demos la bienvenida y documentemos a todas y a cada una de las razas o seres múltiples conscientes de este cuadrante del universo, sin prejuicio, miedo o favoritismo. Extraoficialmente, le aconsejo que borremos los registros y nos olvidemos de todo este asunto.

—Esperaba que dijera eso.


Mas historias AQUI  http://eldemiurgodehurlingham.blogspot.com.es/

30 comentarios:

  1. Es un buen cuento. Sí hiciste un poca de trampa, pero bienvenido este texto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DEMIURGO: En esta ocasión me ha parecido prudente ofrecer un extracto de la magnífica novela y dar a conocer su autor, ¿por qué conformarnos con menos, verdad? Al fin y al cabo en estas cuestiones servidora no solo está verde sino que no tendría nada digno que ofrecer. Se agradece la condescendencia. Bsss.

      Eliminar
  2. Somos carne, solo carne... pero no estamos tan mal!!
    Me ha gustado el relato emejota!
    Besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. TERESA: Y viva la carne, pese a todos los pesares nos proporciona tantos placeres. Bsss.

      Eliminar
  3. Ah, qué bueno, no lo conocía. Bueno, yo además de carne tengo algún hueso y un par de michelines... no lo digo muy alto por si vienen a por mí! :))

    Gracias, me ha gustado mucho.

    Beso y cafelito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. CENSURA: Ya vamos a juego, en lo de los michelines digo, es que ya no me resultan tan ajenos, casi como que me compensan. Bsss.

      Eliminar
  4. Realmente somos polvo...según la Biblia...Aunque ese es otro cuento.
    Besote guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MANUEL: Ufff ando de un mareada últimamente que no se ni lo que soy, creo que pronto Zola tomará el mando, de momento prefiero .... comerrrrrme mucho roscón y si somos polvo, estupendo, pero mezclado con el polvo de roscón de reyes. ;) Bssss.

      Eliminar
  5. Escalofriante e increíble.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. La verdad, que cuesta creer esa verdad... Este relato logra interesarme y eso que la ciencia ficciòn no me va. Lograràs que me enganche pues...

    Ahora, en definitiva, entender que la carne piensa, no es cosa fàcil de creer...

    un gran abrazo y càlido, para iniciar el 2013.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. CASSS: Es que la realidad que la carne, sin más, llegue a pensar se contrapone con toda nuestra educación religiosa. En definitiva aquí estamos pensando, supuestamente, y escribiendo. Felices días. Bsss.

      Eliminar
  7. Gracias por darnos a conocer al autor y parte de su obra. La verdad es que da pavor pensar que sólo somos carne, polvo, ná de ná.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. TRACY: No se, pero me parece que una vez asumido ese pavor o acostumbrados a él, me da la impresión que nos liberamos de ciertos temores y la valentía nos visita con más frecuencia que anteriormente. Bss

      Eliminar
  8. Es muy bueno, no lo conocía, leo poco ciencia ficción; pero está muy bien y es muy curioso.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. CARMEN: Estamos absolutamente de acuerdo, aunque ahora estoy leyendo uno, pero escrito por un investigador cuya versión del futuro resulta altamente realista, eso me agrada. Bssss.

      Eliminar
  9. Soy poco aficionada a la ciencia ficción, pero me ha atraído este relato, en lo que lo humano sobresale. Un beso y feliz año.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MARIA JOSE: Eso parece, a pesar de todos los pesares. Bsss.

      Eliminar
  10. QUERIDOS AMIGOS JUEVEROS: Voy a hacer este comentario general básicamente porque el texto es ajeno, pero muy bueno, es por ello que se me ocurrió que puestos a leer ciencia ficción, y comprobado que no resulta el tema "fuerte" precisamente del elemento femenino, a las pruebas me remito ¿con cuantas autoras contamos al respecto? prefería compartir algo digno y de paso no hacer el más flagrante ridículo con mi desconocimiento sobre el tema. Lo que me ha impresionado es el paralelismo final del razonamiento entre extraterrestres con el nuestro, el de la carne.
    Muchas gracias a todos por vuestros comentarios, iré pasando por vuestros blogs poco a poco a lo largo de la semana, estos días tengo nietos alrededor y no dispongo de todo el tiempo al que estoy acostumbrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen comentario. Puedo mencionar algunos nombres. Como Mary Shelley, la autora de Frankenstein, que se considera entre los antecedentes de la ciencia ficción. Que tiene autoras como Ursula K. Leguin, que escrito algunas obras interesantes, Anne Macafrey, autora del cuento La nave que cantaba, sobre el enamoramiento de una curiosa nave espacial de su piloto.
      Y puedo mencionar a Alice Sheldon, que escribió con el nombre de James Tiptree Jr.

      Eliminar
    2. DEMIHURGO: He de aplicarme parcialmente al menos el cruel refrán que la ignorancia es atrevida, me refiero a mi ignorancia sobre dichas autoras, queda claro que mi ciencia ficción va por otros derroteros más "emociomentales" es más, me inclino claramente por el método científico tal cual con todos sus actuales inconvenientes, y dejo la ficción para los que todavía sepan ejercitar la facultad de soñar. Lo cierto y lo puedes observar por los comentarios es que la mayoría de las hembras de nuestra especie se inclina en menor proporción por estos temas que los varones, si bien excepciones han de haber en todos los sectores y seguro que excelentes como los que mencionas, a lo cual he de añadir que existen autores varones, también los menos, que disponen de un conocimiento exhaustivo acerca de la sensibilidad femenina, no se si por sentirse muy unidos emocionalmente a la autora de sus días o por haber "disfrutado" de una caterva de hermanas/hembras durante su primera infancia o por haber tenido un sinnumero de amantes y haber aprendido de ellas, cosa, esta última, que no suele ser habitual. El hecho es que consiguen escribir de tal manera que resultan enormemente atractivos al grueso de dicho género XY. Y lo poco que se lo digo por amplia y ancha experiencia como ex hembra alfa ya abuela, rodeada siempre de caballeretes, alumna e hija de un padre anciano, madre de dos "señores" que ya casi desconozco y abuela de un par de preciosos retoños cuya vejez tendré la fortuna de no llegar a ver. ¡Que los Magos te sean propicios!

      Eliminar
  11. Más que carne soy un alma envuelta en un cuerpo hecho de carne que puede pensar, amar, vivir y comunicarse, me encanto el relato la verdad quizás solo somos nosotros los extraterrestres y ellos los que siempre han vivido aqui en este vasto universo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MARIA: A nivel personal, muy personal y seguramente nada certero, me da la impresión que nuestro género no es sino un experimento, no se si de conciencias ajenas o de nuestras propias conciencias pilladas en un bucle espacio-temporal, pero como no existen pruebas fehacientes, medidas, calculadas, o si existieran quizás no conviniera exponerlas, pues nada, a disfrutar de la bendita carne que su caducidad es bien corta. Bsss. Los Magos se van a portar muy bien este año.

      Eliminar
  12. No conocía el libro, aunque no me prodigo mucho por el género. Aunque que en este caso en particular si me he sentido atraída por el texto y creo que en parte porque nunca me había puesto del otro lado y del miedo que el ser humano puede causar a quien resulta desconocido... Tal vez es para tenernos miedo, últimamente no lo dudo...

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MATICES: Estoy conmpletamente de acuerdo contigo, terror me da nuestro género, tanto es así que prefiero la compañía de mis dos perritos. Bsss.

      Eliminar
  13. Buena eleccion, curioso, ni los extraterrestres creen posible que el razonamiento y los sentimientos nazcan de la carne solamente, ¿sera que hay algo mas que trasciende la pura carnalidad?.
    Bss

    ResponderEliminar
  14. MANUEL: No sabría decirte, me gustaría que así fuera, algo evidentemente humano, pero si lo hubiera existe un condicionamiento del que estoy plenamente convencida y por diversos medios, que no necesariamente he llegado a esta conclusión tan solo por méritos propios, sino compartidos, repito, de haber algo más allá que transcienda la carnalidad tendrá que tener una cualidad básica.... LA PÉRDIDA DE LA PERSONALIDAD, del ego. ¡Imaginate a cualquier deidad rodeada de tropecientos mil millones de clones emocionales! Personalmente no consigo imaginarlo. Bssss.

    ResponderEliminar
  15. Qué impresión... Hay que ponernos en los zapatos de los extraterrestres, jajaja! No me gusta la ciencia ficción... Y sin embargo estamos viviendo lo que leímos hace unos años, jejeje.
    Besitos Emejota.

    ResponderEliminar
  16. Así de sorprendentes somos. Incluso para chirimbolos eléctricos que nos analicen. Sin embargo, nos queda conocernos. Tarea que no hemos concluido, apenas comenzado.
    No lo conocía, muy interesante.
    ¡Abrazo!

    ResponderEliminar
  17. Hola guapa!!! Ya se acabaron las fiestas, estoy de nuevo por aquí aunque sigo liada pero entraré más.

    Escribes de coña mi niña!!!

    Besos

    ResponderEliminar