jueves, 4 de mayo de 2017

La expulsión de los moriscos



Un documental sobre mis raíces. Lo siento aunque no disponga del menor interés en demostrarlo.

13 comentarios:

  1. ¿A si?
    ¿Tienes genes moriscos?...jajaja
    Pues algún antepasado mio asturiano echó a los tuyos, menuda putada, lo siento... :(
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. GENIN. JAAJJJ y mira que amo la cornisa cantábrica....por algo habrá de ser!!

      Eliminar
  2. Creo que fue Caro Baroja quien dijo que en España todos tenemos un poco de moriscos, judíos y no falta un cura o una monja para redondear.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. AMALTEA. Cierto, afortunadamente fuimos una península muy "melting pot" cultural y biológico. Una pena que dejará de serlo.
      Jaajj en el futuro no habrá espacio para lo clerical, en cuanto fenezca nuestra generación. Ese espacio psicológico lo tomarán otros colectivos que ya van asomando la patita.

      Eliminar
  3. El vídeo está hablando de mis antepasados, de mi ciudad y de unos pueblos maravillosos en el que se escondieron, tras una primera expulsión, y donde pelearon antes de ser echados definitivamente. Solo quiero recordar algo que no se dice y es que todos los que expulsaron eran españoles de muchas generaciones, pero como ocurre ahora, gana quien tiene la fuerza.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. EMILIO MANUEL. Siguiendo los vestigios de mis apellido así como el hecho que mis antecedentes levantinos por todos los flancos así como cierto instinto inenarrable me inclinan en esa dirección por supuesto superpuesto al potente factor fenicio de fondo. Todo se encuentra inserto en lo más profundo de la tierra mediterránea.

      Eliminar
    2. EMILIO MANUEL. Ciertamente aun somos tan primitivos que vivimos bajo el yugo del factor fuerza pese a quien pese y aunque moleste reconocerlo. Ante semejante yugo solo cabe medir fuerzas y arriesgarse a fenecer u ocultarse ante el peligro. Son opciones personales. En mi caso como soy extremadamente frágil...pues me oculto o me largo, que "largarse" muchas veces puede resultar de lo más consecuente.

      Eliminar
  4. Un escándalo, una inmoralidad (el Duque de Lerma se forró) y una metedura de pata desde el punto de vista económico: la ruina para los campos que ellos cultivaban.
    Saludos, Emejota.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. CAYETANO. No tengo palabras para la ira.

      Eliminar
  5. Que te puedo decir...Hay que echarle la culpa a alguien de nuestras desgracias...y aunque no haya culpa, echársela igual...

    Besote guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MANUEL. Estoy demasiado harta y cansada como para hablar. Me parece que le voy a dar unas vacaciones al aparato de pensar que me ha tocado en la rifa.

      Eliminar
  6. la expulsión de los moriscos fue una barbaridad que aún en el siglo XX se escondía de una manera canalla, publicando barbaridades como que Juan de Austria amenazaba con echar sal en los campos de Galera o violar a las mujeres de Serón (Ambas son localidades granadinas) Lo leí en una biografía del tal bastardo (Con todas las acepciones de la palabra) en una biografía para escolares de posguerra, en: http://labasquebondissante.blogspot.com.es/2015/09/biografias-para-escolares-poco.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdón, quería decir que son pueblos de Almería. Vaya lápsus.:)

      Eliminar