viernes, 3 de marzo de 2017

Las famosas paellas del Museo Sorolla

8 comentarios:

  1. ¿Le habria dejado hacer un arroz al cocinero Jamie Oliver o al que tiene tropecientas estrellas Michelin Gordon Ramsay?, seguro que no.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. EMILIO. Se trata de mundos y por supuesto tiempos diferentes. Los entendidos dicen que el agua es un elemento importante para su sabor.

      Eliminar
  2. Pues mira, me han entrado ganas de hacer una buena paella, que por cierto, me salen de rechupete...:)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  3. Me contó un conocido mío que un restaurante valenciano ubicado en Madrid se hacía traer el agua desde su tierra porque decía que la de Madrid era muy dura y alcalina para dejar los arroces en su punto.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. CAYETANO. Eso también llegó a mis oidos, claro que a saber, porque lo del punto es algo muy personal y el arroz se impregna de la sustancia de los ingredientes. A ello hay que sumarle el tipo y la intensidad en cada momento del tipo de leña y el fuego que produce amen del recipiente donde se cocine. Todo un master en purismo, ahora bien lo importante es que sea como sea que resulte rico y agradable al paladar, porque alimenticio siempre lo será. Claro que en una cultura basada en el placer, cada cual lo interpretará a su manera y muchos preferirán seguir la moda que impere en cada momento y situación.

      Eliminar
  4. Nosotros hemos comido paella hoy. De la valenciana, con conejo :D

    Besote guapa

    ResponderEliminar