martes, 7 de marzo de 2017

La ilusión del yo



http://edocet.naukas.com/2017/02/12/la-ilusion-del-yo-charla-en-naukas-coruna-neurociencia/

http://sanzar-mjt.blogspot.com.es/2017/03/salchicha-de-pechuga.html

http://historiasdelaabuelitafaltriquera.blogspot.com.es/2017/03/la-ilusion-del-yo.html


10 comentarios:

  1. No me abre el vídeo... :(
    Estoy de guardia y a veces, no se pueden acceder a vídeo desde aquí.
    Cuando llegue a casa intentaré de nuevo

    Besote

    ResponderEliminar
  2. Curiosa teoría, sin duda interesante. Los comentarios al vídeo también tienen su punto. Algunos. La filosofía budista siempre tan sugerente. Yo no sé si existe el yo. Lo que es evidente es que no permanece demasiado tiempo. No es duradero. Y para los que nos conocen o nos desconocen "somos muchos yos" diferentes al que creemos ser.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. CAYETANO. Tienes mucha razón. ¿Por qué crees que me metí a investigar en el berenjenal estelar desde el pto. de vista de nuestros ancestros?
      También se podría explicar como que somos seres más o menos complejos en proceso de desarrollo y posterior descomposición y que nos movemos por distintos niveles de conciencia en cada etapa de la vida acordes a las características de nuestras experiencias y genética/biología. A lo largo de nuestro desarrollo nos encontramos con "conocidos" en un determinado nivel (no lo adjetivaremos) y nos mostramos en dicho estadio. En dicho nivel se establecen "rozamientos físicos, emocionales y mentales entre individuos y como consecuencia se producen distintos tipos de "calor"/"energía"/"acontecimientos". Puede ocurrir que un individuo no se encuentre cómodo en determinado nivel de conciencia/conocimiento/emoción y decida o sea impelido a mudarse arrastrando en dicha acción todos sus condicionamientos y experiencias anteriores.
      Algunos prefieren permanecer en su zona de confort porque sienten que de salir no podrían sobrevivir o soportarlo (como ocurre con los cambios de colegio escolares), otros justo por contrario motivo gustan de experimentar y viajar por los diferentes niveles hasta que encuentran su particular zona de confort. Otros se se encuentran bien en todas partes y otros tantos en ninguna. Me parece importante que cada individuo, más que conocerse, conozca y asuma su dinámica interior que da origen a la multiplicidad de "yoes". Escrito esto último sin considerar los planos enfermizos o esquizo-paranoides cuanto menos, que abundan tanto o más que los "equilibrados" al margen de la conciencia espacio-temporal personal y puntual.
      Tras mucho "roaming" personal mi "nicho" lo encontré a los 20 años en el nihilismo y ello me aterró porque la biología no acompañaba y me decía justo lo contrario, pero seguí investigando. Aposté por escuchar a la biología, semilla del factor vital y vivir la vida como una especie de regalito experimental. Ahora que ya lo tengo bastante clarito solo puedo ver, oír y callar porque al fin soy consciente de que ese proceso no solo no necesita de mi, sino que me supera ampliamente.
      Lo cierto es que me consuela enormemente encontrarme con coetaneos con quienes concordar pensamientos.

      Eliminar
  3. Estoy saliendo a caminar, luego con tranquilidad veo los links :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  4. Hola Guapa lo pude ver, por el blog de la abuela. Una interesante teoría la del conferencista. Pienso, como Cayetano, que existen muchos yo, que sale según las circunstancias, no de hipocresías, sino de trabajo, esfuerzo, valor, tenacidad...Uno es diferente del otro.

    Besote guapa

    ResponderEliminar
  5. Imperdible vídeo. En cuanto empezamos a conocer la inmensa complejidad de la mente y el escaso poder que tenemos sobre la propia, más dudas y menos certezas sobre qué es la conciencia: si solo biología y redes neuronales o también una energía inaprensible no ubicada (solo) en nuestras neuronas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. AMALTEA. Muy cierto, para mentes enfocadas hacia realidades convencionales podría resonar a disparate.

      Eliminar
  6. Durante mi adolescencia intenté saber quién soy yo. Los griegos clásicos tienen la culpa... pero, ante la dificultad que entraña, ya hace tiempo que renuncié a tal propósito. Creo que me pierdo poco...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. LUIS ANTONIO. Me temo que eso del perderse debe ser de lo más natural, además se corre el peligro de que lo que uno se encuentre lo mate del susto!

      Eliminar