sábado, 24 de diciembre de 2016

LUCES Y SOMBRAS

Esta entrada está dedicada a Josechu, fallecido hace un par de años. Compañero, amigo/hermano  por mor de la filosofía y del Dr. Cencillo durante del primer curso de la facultad de Filosofía y Letras de la universidad Complutense de Madrid hace medio siglo, 1967.
Diez décadas después ella llegó tarde a su funeral. El velo de la visión interior  se había descorrido durante el proceso de maduración/envejecimiento  y aunque sabía que nunca volvería a ser lo mismo le hubiera gustado comprobarlo directamente.  Llegó tarde y lloró un poquito, pero,por principio vital, debía seguir   aunque  ello le resultara tan extremadamente complicado como caminar entre nieves y heladas.  Él ya estaba muerto del todo, pero a ella  aún le faltaban ocho años para alcanzar el  exitoso punto de "congelación" de su amigo de farra y juventud aunque  ello ocurriera sin éxito reconocible alguno porque, al contrario que aquel guapete  Josechu leonés. Había nacido  de chiripa, morada, pequeña, prácticamente ínfima en demasiados sentidos, es decir boba,  menuda, débil y mujer....pero peleona consigo misma y con cuanto pretendiera frenar su energía (vitalidad)  por exigua que resultara, hasta el final.

https://es.wikipedia.org/wiki/Andr%C3%A9i_Bely


 Andrei Bely dixit.        

"El mundo y el pensamiento no son más que la espuma de amenazantes imágenes cósmicas, la sangre late con su vuelo, los pensamientos se encienden con su fuego; y esas imágenes son los mitos." 

 Parece que muchas personas, al parecer,  van por la vida carentes de cualquier otro sentimiento de identidad que el proveniente de un nombre que ellas no eligieron, de un cuerpo sobre cuya creación no ejercieron el menor control y de un lugar en la vida que generalmente es el resultado de la necesidad, el condicionamiento social y el manifiesto azar.
 Sin embargo, incluso si tomamos un individuo que tenga la perspicacia de "conocerse" a sí mismo en el sentido conductista del término, ocurrirá un fenómeno muy curioso:  Pidámosle que nos ofrezca una descripción de sí mismo, es probable que si es sincero consigo mismo y con quien se lo pregunta, (una premisa bastante excepcional, para empezar) nos dé una imagen muy amplia de  su personalidad.
 Pidámosle también a su pareja que lo describa, y podríamos pensar que nos está hablando de otro individuo diferente.  En su descripción podrían aparecer rasgos de carácter de los que se diría que el individuo no tiene ni la menor idea, se le atribuyan objetivos  a los que él no preste  importancia y cualidades que con frecuencia se opongan diametralmente a las que él considera constituyentes de su propia identidad.  Uno empieza a preguntarse quién está engañando a quien, o lo que resulta peor aún, quien se está engañando a sí mismo.
Preguntemos a sus hijos qué es lo que piensan y obtendremos un cuadro muy diferente, sus colaboradores  ofrecerán una información aún más dispar, y la imagen de sus conocidos casuales será la de un hombre completamente distinto.



Cualquiera puede intentar esta investigación tan simple, y mediante ella comprobar que hasta el más observador de nosotros, el más introspectivo, ve solamente lo que quiere a través del cristal de su propia psique, puesto que nuestras concepciones de la realidad, tanto referidas a nosotros mismos como a los demás,  siempre estarán teñidas por el color de nuestros lentes.   Por tanto parece que resulta inevitable que sobre nuestro propio yo sepamos mucho menos de lo que nos imaginamos.


Recordemos el famoso refrán de  la paja en el ojo ajeno y la viga en el propio.  Debemos admitir que lo que se encuentra más próximo a nosotros precisamente resulte ser  lo que más desconocemos aunque parezca justo lo contrario.

En resumidas cuentas, nada es lo que parece y descubrirlo puede resultar lo suficientemente desalentador como para evitarnos penetrar en el territorio de las sombras solo propicio a los más atrevidamente curiosos o a los más necios. Si consiguen salir indemnes de dicho sector nunca más  volverán a ser los mismos. En otras palabras no resulta posible salir indemne de las simas más profundas, de los "infernos", salvo que se disponga de una predisposición innata al desprejuicio, es decir a la inocencia no exenta de experiencia. Además dicha actitud no debería significar necesariamente sinónimo de necedad, aunque  resulten términos vulgarmente confundidos.*

*Obsérvese que el último párrafo está escrito de forma inversa al mito de la cueva de Platón,  pero su efecto o intención, fruto de la alternancia entre extremos, son los mismos. Vivir entre sombras y asomarse a la luz versus creerse que uno posee  luz propia  y penetrar en la sima, o el territorio de máxima oscuridad o duda.


En la presente circunstancia no se está considerando el  mito de Proserpina que también marca la alternancia entre luz y oscuridad, con productividad terrenal  de por medio, pero en este caso  nada tendría que ver con la cuestión que me ocupa aunque se base en el mismísimo sustrato primordial del florecimiento de la vida, el de la alternancia, el de la  productividad/creatividad que surge entre  factores extremos. En otras palabras, del efecto creativo de un antagonismo más o menos puntual, porque con el paso del tiempo la experiencia  histórica  nos demuestra cómo  los opuestos se suelen transformar en cainismos destructivos que se alternan con momentos creativos. ¿Se imaginan ustedes encontrarse continuamente creando, o lo contrario, continuamente destruyendo? Resultaría agotadoramente aburrido y absurdamente inutil.

https://youtu.be/SQVUMG6LZGM  - Un ejemplo de polaridad da forma a este villancico,  apropiado para este tradicional día de la cultura occidental. : Rey/paje, Hielo/Fuego.






12 comentarios:

  1. Somos el que creemos ser, el que ven los demás, el que se muestra más sus obras que por sus palabras, el que aflora en los momentos difíciles y en los buenos, el que está agazapado para mostrarse en toda su plenitud cuando las circunstancias lo permitan... Somo el ángel y el demonio, el cielo y el abismo. Casi mejor no llegar a conocernos del todo, en todas nuestras posibles facetas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. CAYETANO. Eso parece y aveces da mieditto reconocerlo. A los buenos días.

    ResponderEliminar
  3. Me quedo, (yo tan agnóstico), con el "Por sus obras los conoceréis". Lo demás puede ser realidad o fuego fatuo.
    Ni en Navidad, dejas de dar clases magistrales.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. JUAN. Ayyyy qué penita me da esta condenada naturaleza de la que estoy procurando alejarme. De momento me he impuesto un tiempo de silencio bloguero, si castigara a la niña sabihonda que me atormenta. Jaajjj seran reminiscencias escolares!!!
    Totalmente de acuerdo contigo y no sabes, bueno si lo sabes, lo durísimo que resulta a la vista de lo que nos rodea....y eso que no me puedo quejar. Tengo lo que merezco, en su lejano día aspiré a la clari-evidencia y zasca, la primera en la frente. Me estoy planteando las bondades de la ceguera psicológica aunque no la consiga comprender ni admitir en el plano consciente.

    ResponderEliminar
  5. Respuestas
    1. GENIN. Igualmente, y que lo podamos demostrar.

      Eliminar
  6. Ya sabes lo que hay...Mi abuelo decía que por sus obras los conoces, pero hay quienes ni en eso se puede confiar.

    Besote guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MANUEL. Ay, ay, ay, cuanto sabía tu abuelo. Somos tan débiles. Os deseo lo mejor para estos tiempos y los subsiguientes.

      Eliminar
  7. Hola,

    acabo de llegar a tu blog, guiada por un comentario en el blog de Juan L. Trujillo. Me gusta lo que leo.

    Pienso que somos muchas cosas a la vez, tenemos lado bueno, y no tan bueno. Y lo que nos moldea son las circunstancias que tenemos enfrente.

    ¡Feliz Navidad!

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. TANIA: Gracias por tu visita y por dejar tan amable comentario. Gran realidad la que expones, vivimos en función de las circunstancias. Felices tiempos para ti.

      Eliminar
  8. Gracias Emejota por tu precupacio
    Paso a decirte que el blog funciona bien el post Navidad...Nochebena ha recibido comentrios hasta hoy a las 11
    El que tu pinchaste es un post que borre porque se habia colado en las publicaciones
    Si entras al blog entero veras que se ve bien
    Mi gmail funciona bien ya que esta mañana recibi los diarios como siempre y otros mensajes
    Estoy de acuerdo que a veces google nos da sustitos
    Recibe mi cariño y agradecimiento
    Martha

    ResponderEliminar
  9. MARTHA. Gracias por tu respuesta, me alegra saber de ti.

    ResponderEliminar