miércoles, 12 de octubre de 2016

PENINSULARIDAD



Le recordaba los pasos de ballet que practicaba durante sus veranos infantiles en el  NORTE.
A veces conseguía el doble cruce de pies durante el salto.



La jota le alegró el corazón  los veranos que buscaba un CENTRO.




SCOTTISH DANCE se entromete por la semejanza vegetal del entorno y recuerdos infantiles diversos. .... más norte, más centro.



La resistencia y alegría del SUR le conmovieron al final del trayecto.



La familiaridad del ESTE le hacía sonreir.



La belleza del NOROESTE  templó su gaita personal.



No conviene olvidar  hermanos peninsulares al OESTE,compartimos sangre e historia.


10 comentarios:

  1. La Península fue, es, un sitio estratégico. Todo ese bagaje cultural es justamente de aquellos que quisieron tenerla y ser parte de ella. Y hay quienes quieren romperla...

    Besote guapa

    ResponderEliminar
  2. MANUEL. El peso de la singularidad puede resultar engañoso, sobre todo si se disfraza con números. ¿Sabes por qué los místicos de cualquier religión hablan un mismo idioma? Sencillo, porque se refieren a la raíz de la naturaleza humana, no a sus singularidades pero los accidentes necesitan nutrirse singularidades para conseguir definirse.
    Bien sabes tu cuanto aprecio a quienes abandonan su singularidad en pos de fronteras más amplias.

    ResponderEliminar
  3. Diferencias aparentes. En el fondo, todos los rituales locales se parecen: ropa regional, baile típico y musiquilla generalmente facilona. Si me dan a elegir, me quedo con el rock, el blues, algo de clásica y el jazz, más para oír que para danzar; aunque presentando mis respetos a los que optan por ello. Ya decía Sabina que "bailar es soñar con los pies".
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. CAYETANO: Mira tu que no soy de bailes regionales, pero lo cierto es que la melodía de los lugares que conozco me llega a la médula. Bueno, muchas son las ondas me llegan, pero si he de elegir, resulto de lo más vulgar porque prima el sonido de lo primero que bailé: la danza clásica, después vino todo lo que tu mencionas, pero eso fue más tarde.

    ResponderEliminar
  5. Yo he recorrido España, he comido en TODAS las capitales de provincia y, en no pocas, bastantes veces. Y me gusta España, me gusta viajar ver los diferentes paisajes, las diferentes regiones, los diferentes cultivos,las industrias, las comidas, las personas...es un patrimonio impresionante que, creo, no se en otro país de semejantes dimensiones, es una suerte ser español o yo así lo creo...
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. TEMUJIN: Tu factor "movidito" me agrada. He vivido fuera y dentro de la península y hasta donde llega mi experiencia he de estar de acuerdo contigo. Da gusto encontrar tanta diversidad de toda índole en un "puñito" peninsular". Esa es su riqueza pena que los zoquetes no lo sepan reconocer cegados por el factor económico.

      Eliminar
  6. Se me olvidaba , las diferentes arquitecturas e interiores de las casas... que esa es otra..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. TEMUNJIN: También de acuerdo, si bien las diferencias entretienen un buen rato. Otra cosa bien diferente es la elección que cada cual pueda hacer del lugar y la manera de vivir. Por ejemplo, siempre elijo espacios altos con grandes perspectivas que divisar por la ventana, si bien mi sueño no realizado siempre fue vivir en una cueva situada en lo alto de alguna montaña. Ahora descartado por circunstancias propias de edad avanzada. Ya sabes, conviene ser prudente con las fuerzas que vayan restando.

      Eliminar
  7. Una entrada muy sutil y delicada, sobre un tema tan polémico, tu lo haces paz... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. GENIN. Aunque haya sido una guerrera del pensamiento, o lo siga siendo, de facto se ha demostrado que debo ser persona muy tranquila y pacífica.... y con la edad, ni te cuento, jajjj. Ahora bien si me buscan con malas pulgas, desparasito.

      Eliminar