viernes, 14 de octubre de 2016

Heráclito de Éfeso y el Logos









https://es.wikipedia.org/wiki/Heráclito


 Heráclito llorando, por Hendrick ter Brugghen (1628).


Heráclito afirma que el fundamento de todo está en el cambio incesante. El ente deviene y todo se transforma en un proceso de continuo nacimiento y destrucción al que nada escapa.
Es común incluir a Heráclito entre los primeros filósofos físicos (φυσικοί, como los llamó Aristóteles), que pensaban que el mundo procedía de un principio natural (como el agua para Tales de Mileto, el aire para Anaxímenes y el ápeiron para Anaximandro), y este error de clasificación se debe a que, para Heráclito, este principio es el fuego, lo cual no debe leerse en un sentido literal, pues es una metáfora como, a su vez, lo eran para Tales y Anaxímenes. El principio del fuego refiere al movimiento y cambio constante en el que se encuentra el mundo. Esta permanente movilidad se fundamenta en una estructura de contrarios. La contradicción está en el origen de todas las cosas.
Todo este fluir está regido por una ley que él denomina Λόγος (Logos). Este Logos no sólo rige el devenir del mundo, sino que le habla (indica, da signos, fragmento B93DK) al hombre, aunque la mayoría de las personas «no sabe escuchar ni hablar» (fragmento B73DK). El orden real coincide con el orden de la razón, una «armonía invisible, mejor que la visible» (B54DK), aunque Heráclito se lamenta de que la mayoría de las personas viva relegada a su propio mundo, incapaces de ver el real. Si bien Heráclito no desprecia el uso de los sentidos (como Platón) y los cree indispensables para comprender la realidad, sostiene que con ellos no basta y que es igualmente necesario el uso de la inteligencia, como afirma en el siguiente e importante fragmento:
Se engañan los hombres [...] acerca del conocimiento de las cosas manifiestas, de la misma manera que Homero, que fue [considerado] el más sabio de todos los griegos. A él, en efecto, unos niños que mataban piojos lo engañaron, diciéndole: 'cuantos vimos y atrapamos, tantos dejamos; cuantos ni vimos ni atrapamos, tantos llevamos'.
en Hermann Diels-Walther Kranz, Fragmente der Vorsokratiker, 22 B56
Al uso de los sentidos y de la inteligencia, hay que agregarle una actitud crítica e indagadora. La mera acumulación de saberes no forma al verdadero sabio, porque para Heráclito lo sabio es «uno y una sola cosa», esto es, la teoría de los opuestos. Quizás el fragmento más conocido de su obra dice:
ποταμοῖς τοῖς αὐτοῖς ἐμβαίνομεν τε καὶ οὐκ ἐμβαίνομεν, εἶμεν τε καὶ οὐκ εἶμεν τε. En los mismos ríos entramos y no entramos, [pues] somos y no somos [los mismos].
en Diels-Kranz, Fragmente der Vorsokratiker, 22 B12

El fragmento (citado con frecuencia erróneamente como no se puede entrar dos veces en el mismo río, siguiendo a la versión que da Platón en el Crátilo) ejemplifica la doctrina heraclítea del cambio: el río —que no deja de ser el mismo río— ha cambiado sin embargo casi por completo, así como el bañista. Si bien una parte del río fluye y cambia, hay otra (el cauce, que también debe interpretarse y no tomarse en un sentido literal) que es relativamente permanente y que es la que guía el movimiento del agua. Algunos autores ven en el cauce del río el logos que «todo rige», la medida universal que ordena el cosmos, y en el agua del río, el fuego. A primera vista esto puede parecer contradictorio, pero debe recordarse que Heráclito sostiene que los opuestos no se contradicen sino que forman una unidad armónica (pero no estática). Es razonable, entonces, que la otra cara del agua sea el fuego, como él mismo lo adelanta en sus fragmentos.

13 comentarios:

  1. Los griegos no dejan de sorprendernos nunca.
    Saludos, Emejota.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. CAYETANO. Imaginas como reaccionaria Heráclito en el presente?

      Eliminar
  2. lo bueno de filosofar, es que hay barra libre para todos los gustos, incluida mi filosofía poco seria de vía estrecha...jajaja
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. GENIN. Me hace gracia lo de la barra libre del pensamiento. El mérito consiste en adecuarlo a las obras. Eso lo llevas claro hermoso!

      Eliminar
  3. Buenas noches Emejota, bueno pues gracias por compartir esta filosofía.Dicen que "no te acostarás sin saber una cosa más".
    Gracias también por visitarme en mi blog.
    Te mando besos desde Valencia, Montserrat

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MONSERRAT. Ya sabes que lo mejor de la filosofía es que debe ayudar a vivir mejor.

      Eliminar
  4. ......."Al uso de los sentidos y de la inteligencia, hay que agregarle una actitud crítica e indagadora. La mera acumulación de saberes no forma al verdadero sabio,........... "

    Impagable lo anterior
    Que tengas un buen fin de semana Emejota
    Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MARTHA. Permíteme que sea irónica al respecto ... "especialmente cuando la memoria comienza a fallar".
      Un finde encerrada por catarro procurando que no pase de ahí. Pienso mejorar deprisa descansando mucho.

      Eliminar
  5. Es posible que sabiendo nadar de varios estilo, te puedas ir por río con mayor libertad...Si no nos adaptamos a las aguas, quizás nos lleven, de ahí que tengamos que saber nadar, de frente, de lado, con un brazo...

    Besote guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MANUEL. Ya conoces el dicho de "saber nadar y guardar la ropa. Desafortunadamente llevo días en el dique seco y mis narices como cataratas.

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. MARCOS. En absoluto tan solo se trata de instinto. En este caso y el pasado el texto no personal está copipegado.
      En términos convencionales me tengo por bastante obtusa, algo que afortunadamente la edad avanzada protege.

      Eliminar
    2. MARCOS. Si no fuera porque ya da lo mismo,en el pasado se me daba bien ir de "cultureta" aunque luego pronto olvidaba los datos para quedarme con el fondo de la cuestión, muy al fondo.

      Eliminar